NORTH

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NORTH

Mensaje por Adventureland el Vie Abr 24, 2015 3:35 am

Oliver Cavanaugh
Oliver Thomas Cavanaugh
27 Años Médico North Haven Soltero
✖ con: Taylor Woodbridge en: Muelle

   
__
No había sido un día fácil. Más bien, últimamente ninguno de los días me resultaba particularmente fácil. Recién comenzar con la carrera de medico lo hacia todo más complicado, nadie te prestaba realmente atención, eras casi el último en el eslabón dentro del hospital y tus opiniones no eran tomadas en cuenta. Odiaba que no me tomaran en cuenta. Recordaba como cuando era un crio  que no pensaba en el futuro, era una persona a la que siempre todos los prestaban atención, el centro de mesa, el que siempre tenía ideas geniales y el que siempre también terminaba metido en problemas. Aquí no era así. No era el más popular, no era el más destacado, era simplemente uno más de los varios internos que habían en el hospital y el que hasta ahora no había hecho nada más interesante que diagnosticar un par de dolores estomacales y un par de resfriados.  El turno había terminado en el hospital y no tenía ganas de dirigirme a casa, a pesar de haber pasado mucho tiempo fuera estudiando, en ocasiones me resultaba algo agobiante estar con todos y lo menos que quería era un ambiente sobrecargado de conversaciones que no quería continuar. Así que sin pensarlo me dirigí al lugar que se había convertido en mi favorito desde que había regresado a North Haven, aunque la verdad nunca lo había dejado de ser, hace años atrás…solo que ahora volvía a serlo. Lo mejor era la vista, quizás no tanto los recuerdos de lo que había pasado ahí. En ocasiones me preguntaba como de un recuerdo no tan bueno había nacido aquel lugar que se había convertido en algo especial para mí. Me gustaba pensar ahí, pasar el tiempo…simplemente observar.
Mierda. Nunca había sido uno de esos chicos. Si, del tipo melancólico que necesitaba tiempo para sí mismo y para ordenar sus pensamientos, esa clase de gente me parecía patética. Me gustaba pensar que yo era el tipo de persona que hacia lo que quería porque se le daba la gana y porque lo sentía de corazón, que actuaba de acuerdo a impulsos y a la adrenalina que podía sentir recorrerle las venas. Pero en el fondo había dejado de ser esa persona cuando los excesos  me habían pasado la cuenta. Ahora suponía que si era el tipo que se quedaba apoyado en la baranda de un muelle mirando al horizonte pensando en…pensando en absolutamente nada. La verdad es que tenía bastantes ideas recorriéndome la cabeza, la primera de ella, es que quería rentar un lugar por mí mismo, seguir los pasos de Adrianne  que tenía su propio apartamento, aunque en las reuniones era algo que no me habían aconsejado. A pesar de que estaba “limpio” hace muchos años, volvía a tener recaídas cada cierto tiempo, la última había sido cuando había aprobado mi título como médico y era algo que no podía darme el lujo de volver a hacer. Estaba empezando a tener una nueva vida, una mucho mejor de la que había tenido…no tenía por qué arruinarlo. Me solté los primeros botones de la camisa mientras sentía el viento soplar directamente en mi rostro, eleve la mirada hacia el cielo, viendo como era cada vez más gris, seguramente se iba a poner a llover pronto. Quizás era hora de volver a casa, llamar a Brandon e invitarlo a salir o algo. Apenas me giré para irme vi a una muchacha a unos metros de mí, una muchacha que yo conocía perfectamente bien. –Hola-Patéticamente aquello fue lo único que salió de mi boca. A pesar de que habían sido muchos años desde la última vez que le había visto, ella seguía igual que siempre. -¿Otra vez? Creo que no sigo siendo tan buen nadador-intenté bromear, aunque había sido la peor broma del mundo. No se bromeaba con aquel tipo de cosas, así que mi sonrisa desapareció rápidamente de mi rostro al ver que eso era algo que no debería haber dicho.  
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Vie Abr 24, 2015 3:35 am

Phillip Sherman
Phillip Thomas Sherman
21 Años Estudiante Arquitectura North Haven Soltero
✖ con: Hope O'Connell en: Universidad

 
__
Levantar la mano para darle a conocer a toda la clase que yo, sí que yo era el sorteado para hacer el trabajo con Hope había sido un tanto infantil, pero no pude evitarlo. La sonrisa no había desaparecido mientras el milagroso papelito con mi nombre era leído en voz alta y tampoco desapareció después de seguir a la muchacha con la mirada hasta que esta había regresado a su asiento. Si, aquel papel iba a tener el título de milagroso porque me haría tener finalmente la oportunidad de pasar tiempo con ella. No era idiota ni menos ciego, seguramente Hope era una de las chicas más guapas que había visto en la universidad y quizás también una de las más interesantes, y vamos, que en ocasiones me entraba la vena psicópata y me quedaba observándola simplemente prestar atención en clases hasta yo terminar con el cuaderno completamente en blanco y coqueteándole a una chica luego para conseguir algunos apuntes. Por eso mismo siempre había querido encontrar una oportunidad para hablar con ella, aunque eso no se había dado hasta ahora. Hope no iba a los lugares que yo visitaba, Hope no iba a las fiestas a las que yo iba, Hope parecía que pasaba el tiempo en la universidad o escondida detrás de una roca, porque ni me le había encontrado de casualidad en la calle para desplegar todos mis encantos hacia ella. Pero ahora…maldita sea, ahora era la oportunidad que había esperado ¡Gracias maldita clase de historia que parecías tan aburrida!
Al apenas terminar la clase me había quedado hablando con unos amigos para ponernos de acuerdo sobre qué haríamos aquella noche. Parecía que todo el maldito pueblo iba a estar en la inauguración de Phoenix, así que suponía que íbamos a ir…y la sonrisa seguía en mi rostro, pensar que tenía un buen panorama para la noche siempre era una buena razón para sonreír, aunque la sonrisa se ensancho mucho más cuando el encantador rostro de Hope apareció frente a mí. Me estaba esperando. Maldita sea me estaba esperando-Lo sé-contesté inmediatamente cuando ella se presentó, claro que sabía quién era y como se llamaba, incluso sabía de qué color era su cabello al sol, pero eso no tenía por qué saberlo. –Cuando quieras-conteste apresuradamente acomodándome la mochila en la espalda, había contestado eso rápidamente para que se diera cuenta de que estaba interesado en hacer el proyecto y que era un tío responsable, aunque en el fondo no era cierta ninguna de esas dos cosas. No sabía porque pero había sentido la inmediata necesidad de parecer inteligente y preocupado frente a ella.
-Oh mierda-me lleve una mano a la frente como un estúpido al recordar de pronto que…-De hecho esta noche no puedo y creo que mañana…-Vamos….esta noche era la inauguración del club y mañana…no quería reunirme con ella cuando seguramente tendría una resaca de los mil demonios y simplemente sería un ser inservible que lo último que quería era pensar en hacer un proyecto de historia con una chica guapa a la que quería impresionar. –Mira… ¿Por no lo dejamos para el lunes?-Ya estaba quedando como el idiota que siempre dejaba todo para última hora y el que no parecía tan interesado en hacer la tarea con ella-Quiero decir…aún tenemos tiempo y es viernes…seguro también tienes planes. Claro que debes tener planes-seguramente alguna cita o algo…quizás me la encontraba en la inauguración y eso hizo que mi sonrisa volviera a aparecer mientras la miraba a los ojos con la esperanza que  digiera que sí, que esta noche iba a ir a donde todo el mundo iría, y que yo podría invitarla a un trago y conversar y…oh diablos. Detuve mis pensamientos antes que tomaran un camino para nada apropiado.
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Vie Abr 24, 2015 3:36 am

June Brouwer
June Delphine Brouwer
20 Años Camarera en Rolling's North Haven Soltera
✖ con: Ed Hemmingway en: Calles

 
__
Podía adivinarlo. Estaba iba a ser una noche muy larga, seguramente veríamos desfilar gente y gente hacia la nueva inauguración de Phoenix, y nosotros como unos completos idiotas estaríamos atendiendo a los tres mismos borrachos de siempre que iban a llegar a Rolling’s. No es que estuviera mal, Phoenix le había dado aquel toque moderno de ciudad que ese pueblo claramente necesitaba e iba a quedarme con las ganas de ir a la primera gran noche y estar con mis amigos, pero tenía un trabajo que hacer y menos iba a abandonar al club cuando más lo necesitaba. De todas formas los dos lugares eran bastantes diferentes, Rolling’s era más bien el lugar ideal para tomar unas cervezas antes de ir a bailar toda la noche a Phoenix, en el fondo podían complementarse realmente bien, pero en la mente de todos nosotros era seguramente como una guerra a muerte. Hoy yo tenía el turno de seis hasta las 3 de la mañana y a pesar de que faltaban unas buenas dos horas para que comenzará, ya me encontraba en camino hacia el lugar. Necesitaba el dinero y no tenía muchas cosas que hacer, vamos que mi vida no era la más interesante del mundo, así que tomar un par de horas extras siempre me venía de maravillas, mucho más en días como este en donde todo parecía ser un caos.
Me gustaba trabajar ahí, no era un trabajo demasiado complicado ni menos estresante, aunque los horarios siempre eran locos, a veces era como un murciélago que dormía de día y funcionaba por las noches pero aparte de eso, todo era un ambiente realmente agradable. Tenía pensado pasar a comprar uno de los maravillosos muffins que vendían en Vanilla y un café para despertar de verdad y aguantar todo el turno, cuando estaba lleno no era demasiado difícil así veías a personas, escuchabas la música y te entretenías, pero sospechaba fuertemente que esta noche el local estaría mucho más vacío que de costumbre. Íbamos a tener que esforzarnos y además no quería perder el trabajo, realmente necesitaba el dinero si quería salir de aquella ciudad. Y si ese fuera como un llamado telepático, el cuerpo de Ed se apareció frente a mí. Venia saliendo de una tienda y casi habíamos chocado de frente, ni siquiera había tenido tiempo de evitarlo como llevaba haciéndolo la mayor parte del tiempo desde que él había regresado-Oh…eh…no te vi ahí-intente sonar casual, aunque estaba segura que había fracasado estrepitosamente. Ed era un tema completamente superado. Estaba segura que ya no estaba enamorada de él, pero de todas formas me ponía incomoda. Yo no era del tipo de persona que le gustaba hablar del pasado, de sentimientos y de esas cursis a las cuales les gusta a las chicas. Yo no quería revolver lo que había sucedido, para mí ahora mismo él no era más que un ex compañero de instituto o un ex amigo que había vuelto a la ciudad. Nada más. Suponía que era inevitable que tuviéramos algún tipo de conversación ahora…porque lo tenía en frente y no podía ignorarlo.
-Eh…y hoy es la gran noche-Asentí con la cabeza-Ayer me he encontrado con tu madre y me dijo que trabajarías en Phoenix-siempre se le encontraba, la verdad es que le tenía mucho cariño a Grace y parecía que ella también le tenía mucho cariño a ella, siempre le buscaba conversación o desde que su padre había muerto se pasaba por la casa para dejarle comida y ver que tal iba-Comenzó a contar esa historia de la navidad pasada y…ya sabes cómo se pone y….bueno…termino contándome que habías encontrado trabajo, que el próximo viaje es a Europa ¿no?-No sabía porque diablos estaba hablando tanto ni menos porque estaba diciendo todo lo que Grace le había confiado, no quería que Ed se molestara porque su madre andaba contándole sus cosas a su ex novia, pero eso le pasaba cuando estaba nerviosa/incomoda, nunca sabia realmente que decir.
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Vie Abr 24, 2015 3:41 am

Lily Steinberg
Lilianne Allegra Steinberg
24 Años Dueña de Pasteleria "Vanilla" North Haven Soltera
✖ con: Mia Ryan en: Pasteleria Vanilla

 
__
Este estaba haciendo un día de locos. Los viernes siempre eran de locos, los chicos después del colegio aprovechaban para pasar a Vanilla por un pastel con la chica que le gustaba, los trabajadores que salían más temprano pasaban a comprar algo para la cena o para merendar con algo dulce y delicioso y el local no había parado de estar lleno todo el día. Eso me alegraba, me mantenía distraída, las mesas estaban llenas y mi delantal manchado de harina, la estantería siempre llena y el olor a vainilla y canela llevaba el local. Eso me gustaba, hacía que mi mente estuviera distraída y no pensará en cosas que no tenía por qué pensar. Sabía que era casi imposible, en algún momento llegaría l noche y yo me dormiría a pensar en todo lo que pudiera haber sido…en los: “que hubiera pasado si…” y eso me mataba, esa no era manera de pensar, pero a poco a poco estaba recuperándome o eso pensaba. Ahora mismo habían unos minutos de relajo en la pastelería, habían unas cuantas mesas desocupadas y sonreí abiertamente al ver a Nate entrar con una muchacha a la pastelería, observándolos tomar asiento, sonreí también al ver que lo atendían rápidamente. Me puse a hacer algunos cálculos detrás de la caja, esperando por un nuevo sonidito de la campanilla, justo sucedió un par de segundos después. Mia ingreso al lugar.
-Buenas Tarde Mía, ¿Cómo estás?-pregunte de vuelta al verla. Ella era un cliente habitual y siempre era divertido y reconfortante conversar con ella.-Pues lo mismo de siempre será.-me giré para comenzar a trabajar en su pedido, tenía buena memoria para los gustos de mis mejores clientes-Oh, excelente decisión, te encantará. Están maravillosos-quizás venia de muy cerca la recomendación porque yo misma había hecho los pasteles de fresas, pero era cierto.-Es cierto, parece que todo el pueblo esta revolucionado con la apertura del club-Habían folletos repartidos por toda la tienda-¿Tu iras? Dicen que debes ir de negro o de blanco-pregunte mirándola mientras le pasaba su pedido. Y sacaba el pastel de fresa. Que fuera una fiesta temática con un toque de ciudad era algo completamente para todos los que nunca habíamos puesto un pie fuera de North Haven.


avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Jue Jun 18, 2015 12:18 am

Declan Shields
Declan Dawson Shields
29 Años Policia North Haven Viudo
✖ con: Peggy y Nani Nesbitt   en: The Healty Way

   
__
No había sido la decisión más acertada, claro que no, pero tampoco me arrepentía de aquello, la verdad es que no me hubiera quedado tranquilo en casa sabiendo que Penny podía estar en peligro o que algo le había pasado camino desde el local hasta casa. El trabajo había estado lento como siempre, aunque la comisaria últimamente estaba algo revolucionada, sobre todo después de la muerte de aquel muchacho, muerte a la cual nadie aun no le encontraba respuesta, así que había llegado temprano para ir a buscar a Lily al colegio, cosa que mi madre me había obligado, no es que no quisiera ir a buscar  mi hija al colegio solo que…no me sentía cómodo haciendo aquello, sentía que…ni siquiera sabía explicarlo con seguridad, pero vamos, que nada era lo mismo desde que Vanessa nos había dejado. Después de que se había desatado la tormenta y saber que Andy, mi madre y Lily estaban seguros, la otra persona que había concurrido de inmediato a mi mente había sido Penny, quizás porque últimamente (sobre todo desde la muerte de Ness) se había vuelto una persona indispensable en mi vida, aunque pensándolo bien, más bien siempre lo había sido. No había sido una sabia decisión salir afuera con aquella tormenta, pero había tenido que hacerlo para quedarme tranquilo, después de saber que las comunicaciones se habían cortado me había dirigido a casa de Penny para cerciorarme de que estuviera a salvo o ayudarla si necesitaba tapar alguna gotera o algo por el estilo(¿),pero ella no estaba ahí. Estuve golpeando por algunos minutos y llamando su nombre pero nada, Penny claramente no estaba en casa. Así que me dirigí hasta el lugar en donde sabia que le encontraría: The Healty Way. No, claramente no había sido la decisión mas sabia salir afuera, apenas podía conducir con todo ese viento, y mucho menos con aquella lluvia que golpeaba fuertemente, pero con lentitud de todas formas pude llegar. Tampoco habai luz, pero de todas maneras me baje del automóvil para caminar hasta la puerta del local y golpear como si se me fuera la vida en ello. Cuando finalmente la figura de Penny se apareció pude respirar con tranquilidad y hacerle una seña de que se apurara en abrir la puerta, me estaba mojando demasiado ahí afuera. -Hey…-la salude, dándome cuenta un segundo más tarde que estaba con su hermana ahí. Mejor-Hola Nani-la salude también mientras me giraba luego hasta Penny-Estaba preocupado…-fue mi tonta excusa para hacerle saber el porqué estaba metido ahí.-¿Están bien? ¿No le ha pasado nada?-gire mi mirada entre las dos muchachas.-No hay servicio de teléfono-les informe, aunque estaba seguro que eso, ellas ya lo sabían. -¿Es…es eso chocolate caliente?-pregunte al divisar el humeante termo que estaba sobre una de las mesas. Era como un niño cuando se trataba de chocolate caliente, especialmente hecho por Penny.  
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Jue Jun 18, 2015 12:45 am

Ben Gatewood
Bentley Gustave Gatewood
18 Años Estudiante Nueva York
Soltero
✖ con: Haleigh  Hathaway en: Casa de Haleigh

   
__
Eran insoportables. De verdad, realmente insoportables, cuando le dabas un poco de confianza se pasaban de inmediato de revoluciones y no te dejaban libre hasta que ellos lo consideraban necesarios, pero no podía quejarme, había sido completamente mi culpa. Yo había comenzado a jugar con ellos aquella tarde, cuando los había visto solos en su patio, cuando estaban como completamente desquiciados intentando sacar una pelota de encima de un árbol, ¿acaso no se había dado cuenta que un temporal parecía estar a punto de desatarse? Malditos niños. Claro, yo me había metido en el patio de mis vecinos para sacar la pelota y quedar como el héroe, para luego quedarme jugando con ellos toda la tarde, o por lo menos hasta que había comenzado el temporal y las primeras lluvias habían aparecido. No sabía como, y si de verdad alguien me pedía explicaciones del porque estaba cerca de las 9 de la noche en aquella casa con aquellos muchachitos insoportables no iba a saber realmente el porqué. Primero, me habían invitado a tomar chocolate caliente y la verdad es que ese chocolate caliente había sido uno de los mejores que había probado en mi vida y luego me había puesto a jugar play con el chico mayor (Theo, creo que se llamaba), ese que era demasiado bueno para mi ego, así que nos habíamos pasado jugando hasta que por fin le había podido ganar en el futbol, y luego…luego la niñera casi histérica había entrado diciendo que había alarma de tormenta y que ella tenía que ir por su hijo y…lo último que vi, fue a la mujer irse por la puerta y dejarme ahí, con esos niños que me miraban demasiado raro, como si yo fuera algo brillante y nuevo. ¿Dónde estaba su hermana mayor? ¿Esa pelirroja guapa que vivía con ellos? ¿Y sus padres? Seguramente atrapados por la tormenta en alguna parte y ahora…ahora no podía dejarlos solos, eso hubiera sido…inhumano. Así que me había dedicado a entretenerlos, por ahora cuando eran cerca de las diez de la noche, el más pequeño se había quedado dormido en una de las tiendas que habíamos hecho en el living entre los sofá y los otros dos estaban atentamente escuchándome contar una historia de terror. Fue cuando iba en la mejor parte cuando un golpe en la puerta se escuchó y los chiquillos gritaron escondiéndose en todos lados. Cuando la sombra de la pelirroja se apareció por la sala de estar, completamente empapada la quede viendo-Eh…hola-la salude removiéndome el cabello, no sabía cómo explicar el porqué yo estaba ahí-Estábamos contando historias de terror-asentí con la cabeza-Hey, es solo su hermana-le dije a los muchachos que la miraban asustados detrás de los cojines-Deberías cambiarte si no quieres agarrar pulmonía  o algo por el estilo-le dije como si yo fuera mi madre, idiota.-Tus padres no están…deben haber quedado atrapados por la tormenta-no quería asustarla, pero esa era la única explicación a no ser que salieran de sus trabajos realmente tarde.   
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Jue Jun 18, 2015 10:41 pm

Maia Bagwell
Maia Giselle Bagwell
25 Años Periodista North Haven Soltera
✖ con: Luke Storm   en: Instituto

   
__
¿Por qué no me habían dejado quedarme durmiendo en mi cama calentita, escuchando música de mi reproductor mientras sentía que el mundo desaparecía? Era lo único que pedía en un día de tormenta, lo único que deseaba, estar tapada hasta las orejas y que nadie me molestará, pero claro, tenía un trabajo que amaba/odiaba al mismo tiempo. Enfurruñada me tuve que levantar, ni siquiera me moleste en elegir alguna ropa decente y lo primero que encontré me lo puse sobre el pijama. Claro, la más idiota tenía que ir a reportar al instituto a ver como se estaba llevando a cabo la situación de los “refugiados” producto de la tormenta. ¿Acaso el periódico quería matarme? ¿Acaso no sabía que había una maldita tormenta y que era recomendable no salir de casa? Al parecer eso les daba absolutamente lo mismo, porque iba a tener que hacerlo, me gustara o no. Así que después de casi haber perdido la vida en llegar hasta el instituto, mojarme completamente, pude finalmente ver lo que estaba sucediendo en aquel lugar. La gente estaba comenzando a desesperarse, principalmente porque las comunicaciones estaban cortadas y nadie podía comunicarse con ningún miembro de su familia para saber si se encontraban bien y estaban desesperadas peleando con las autoridades para salir del instituto, pero no dejaban salir a nadie, sospechaba que ni siquiera me iban a dejar salir a mí. No me preocupaba aquello de sobremanera, pero iba a ser una buena historia para el periódico, así que me puse manos a las obra. Después de 45 minutos entrevistando a personas, una fuente me señalo que el alcalde de la ciudad iba  a hacer acto de presencia en el instituto para calmar a los refugiados y para dar una pequeña conferencia de prensa que dejaría a todos mucho más tranquilos o por lo menos algo interesante iba a pasar, esperaba realmente que alguna señora loca por llegar a casa con sus amigos le lanzara un zapato o algo parecido. Me encogí de hombros mientras guardaba mi grabadora y mi block de notas dirigiéndome hasta el lugar en donde daban de esos pésimos café de máquina que solo tenían sabor a cartón, estaba estirando una de mis manos cuando otra se topo conmigo.-Oh, lo siento no…-levente la cabeza para ver a quien había interrumpido, ambos seguíamos con las manos en el mismo vaso. Era eh…diablos, ni siquiera sabía cómo se llamaba o si lo sabia claramente no lo recordaba porque cuando le había conocido no había estado en mi mejor momento. Si hubiera sido una adolescente me hubiera puesto roja como un tomate, menos mal que sabia controlar aquello levemente. Carraspee fuertemente. Bien, iba a seguir el plan de…”nunca te he visto en mi vida, no te conozco”-Adelante, puedes servirte primero. Pareces estar con mas prisa que yo-intente bromear al ver su bata de médico, claramente estaba ahí ayudando, aunque fue la peor broma y sin sentido de todo el mundo. Maldita sea. Intente mirar a otro lado.
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Dom Jul 12, 2015 3:29 am

Addie Langley
Addison Amelia Langley
24 Años Asistente en Greenwick Enterprise North Haven Prometida
✖ con: Luke Storm   en: Instituto

   
__
¿Por qué no me habían dejado quedarme durmiendo en mi cama calentita, escuchando música de mi reproductor mientras sentía que el mundo desaparecía? Era lo único que pedía en un día de tormenta, lo único que deseaba, estar tapada hasta las orejas y que nadie me molestará, pero claro, tenía un trabajo que amaba/odiaba al mismo tiempo. Enfurruñada me tuve que levantar, ni siquiera me moleste en elegir alguna ropa decente y lo primero que encontré me lo puse sobre el pijama. Claro, la más idiota tenía que ir a reportar al instituto a ver como se estaba llevando a cabo la situación de los “refugiados” producto de la tormenta. ¿Acaso el periódico quería matarme? ¿Acaso no sabía que había una maldita tormenta y que era recomendable no salir de casa? Al parecer eso les daba absolutamente lo mismo, porque iba a tener que hacerlo, me gustara o no. Así que después de casi haber perdido la vida en llegar hasta el instituto, mojarme completamente, pude finalmente ver lo que estaba sucediendo en aquel lugar. La gente estaba comenzando a desesperarse, principalmente porque las comunicaciones estaban cortadas y nadie podía comunicarse con ningún miembro de su familia para saber si se encontraban bien y estaban desesperadas peleando con las autoridades para salir del instituto, pero no dejaban salir a nadie, sospechaba que ni siquiera me iban a dejar salir a mí. No me preocupaba aquello de sobremanera, pero iba a ser una buena historia para el periódico, así que me puse manos a las obra. Después de 45 minutos entrevistando a personas, una fuente me señalo que el alcalde de la ciudad iba  a hacer acto de presencia en el instituto para calmar a los refugiados y para dar una pequeña conferencia de prensa que dejaría a todos mucho más tranquilos o por lo menos algo interesante iba a pasar, esperaba realmente que alguna señora loca por llegar a casa con sus amigos le lanzara un zapato o algo parecido. Me encogí de hombros mientras guardaba mi grabadora y mi block de notas dirigiéndome hasta el lugar en donde daban de esos pésimos café de máquina que solo tenían sabor a cartón, estaba estirando una de mis manos cuando otra se topo conmigo.-Oh, lo siento no…-levente la cabeza para ver a quien había interrumpido, ambos seguíamos con las manos en el mismo vaso. Era eh…diablos, ni siquiera sabía cómo se llamaba o si lo sabia claramente no lo recordaba porque cuando le había conocido no había estado en mi mejor momento. Si hubiera sido una adolescente me hubiera puesto roja como un tomate, menos mal que sabia controlar aquello levemente. Carraspee fuertemente. Bien, iba a seguir el plan de…”nunca te he visto en mi vida, no te conozco”-Adelante, puedes servirte primero. Pareces estar con mas prisa que yo-intente bromear al ver su bata de médico, claramente estaba ahí ayudando, aunque fue la peor broma y sin sentido de todo el mundo. Maldita sea. Intente mirar a otro lado.
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Dom Jul 12, 2015 7:25 pm

Tom Baker
Thomas Ethan Baker
30 Años Profesor de Economia North Haven Soltero
✖ con: Sienna Woltz en: Zona de Camping

   
__
No había sido un día fácil. Más bien, últimamente ninguno de los días me resultaba particularmente fácil. Recién comenzar con la carrera de medico lo hacia todo más complicado, nadie te prestaba realmente atención, eras casi el último en el eslabón dentro del hospital y tus opiniones no eran tomadas en cuenta. Odiaba que no me tomaran en cuenta. Recordaba como cuando era un crio  que no pensaba en el futuro, era una persona a la que siempre todos los prestaban atención, el centro de mesa, el que siempre tenía ideas geniales y el que siempre también terminaba metido en problemas. Aquí no era así. No era el más popular, no era el más destacado, era simplemente uno más de los varios internos que habían en el hospital y el que hasta ahora no había hecho nada más interesante que diagnosticar un par de dolores estomacales y un par de resfriados.  El turno había terminado en el hospital y no tenía ganas de dirigirme a casa, a pesar de haber pasado mucho tiempo fuera estudiando, en ocasiones me resultaba algo agobiante estar con todos y lo menos que quería era un ambiente sobrecargado de conversaciones que no quería continuar. Así que sin pensarlo me dirigí al lugar que se había convertido en mi favorito desde que había regresado a North Haven, aunque la verdad nunca lo había dejado de ser, hace años atrás…solo que ahora volvía a serlo. Lo mejor era la vista, quizás no tanto los recuerdos de lo que había pasado ahí. En ocasiones me preguntaba como de un recuerdo no tan bueno había nacido aquel lugar que se había convertido en algo especial para mí. Me gustaba pensar ahí, pasar el tiempo…simplemente observar.
Mierda. Nunca había sido uno de esos chicos. Si, del tipo melancólico que necesitaba tiempo para sí mismo y para ordenar sus pensamientos, esa clase de gente me parecía patética. Me gustaba pensar que yo era el tipo de persona que hacia lo que quería porque se le daba la gana y porque lo sentía de corazón, que actuaba de acuerdo a impulsos y a la adrenalina que podía sentir recorrerle las venas. Pero en el fondo había dejado de ser esa persona cuando los excesos  me habían pasado la cuenta. Ahora suponía que si era el tipo que se quedaba apoyado en la baranda de un muelle mirando al horizonte pensando en…pensando en absolutamente nada. La verdad es que tenía bastantes ideas recorriéndome la cabeza, la primera de ella, es que quería rentar un lugar por mí mismo, seguir los pasos de Adrianne  que tenía su propio apartamento, aunque en las reuniones era algo que no me habían aconsejado. A pesar de que estaba “limpio” hace muchos años, volvía a tener recaídas cada cierto tiempo, la última había sido cuando había aprobado mi título como médico y era algo que no podía darme el lujo de volver a hacer. Estaba empezando a tener una nueva vida, una mucho mejor de la que había tenido…no tenía por qué arruinarlo. Me solté los primeros botones de la camisa mientras sentía el viento soplar directamente en mi rostro, eleve la mirada hacia el cielo, viendo como era cada vez más gris, seguramente se iba a poner a llover pronto. Quizás era hora de volver a casa, llamar a Brandon e invitarlo a salir o algo. Apenas me giré para irme vi a una muchacha a unos metros de mí, una muchacha que yo conocía perfectamente bien. –Hola-Patéticamente aquello fue lo único que salió de mi boca. A pesar de que habían sido muchos años desde la última vez que le había visto, ella seguía igual que siempre. -¿Otra vez? Creo que no sigo siendo tan buen nadador-intenté bromear, aunque había sido la peor broma del mundo. No se bromeaba con aquel tipo de cosas, así que mi sonrisa desapareció rápidamente de mi rostro al ver que eso era algo que no debería haber dicho.  
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Adventureland el Lun Jul 13, 2015 2:35 am

Owen Redford
Owen Ashton Redford
18 Años Senior North Haven Soltero
✖ con: Minnie Thomas en: Zona de Camping

   
__
No había sido un día fácil. Más bien, últimamente ninguno de los días me resultaba particularmente fácil. Recién comenzar con la carrera de medico lo hacia todo más complicado, nadie te prestaba realmente atención, eras casi el último en el eslabón dentro del hospital y tus opiniones no eran tomadas en cuenta. Odiaba que no me tomaran en cuenta. Recordaba como cuando era un crio  que no pensaba en el futuro, era una persona a la que siempre todos los prestaban atención, el centro de mesa, el que siempre tenía ideas geniales y el que siempre también terminaba metido en problemas. Aquí no era así. No era el más popular, no era el más destacado, era simplemente uno más de los varios internos que habían en el hospital y el que hasta ahora no había hecho nada más interesante que diagnosticar un par de dolores estomacales y un par de resfriados.  El turno había terminado en el hospital y no tenía ganas de dirigirme a casa, a pesar de haber pasado mucho tiempo fuera estudiando, en ocasiones me resultaba algo agobiante estar con todos y lo menos que quería era un ambiente sobrecargado de conversaciones que no quería continuar. Así que sin pensarlo me dirigí al lugar que se había convertido en mi favorito desde que había regresado a North Haven, aunque la verdad nunca lo había dejado de ser, hace años atrás…solo que ahora volvía a serlo. Lo mejor era la vista, quizás no tanto los recuerdos de lo que había pasado ahí. En ocasiones me preguntaba como de un recuerdo no tan bueno había nacido aquel lugar que se había convertido en algo especial para mí. Me gustaba pensar ahí, pasar el tiempo…simplemente observar.
Mierda. Nunca había sido uno de esos chicos. Si, del tipo melancólico que necesitaba tiempo para sí mismo y para ordenar sus pensamientos, esa clase de gente me parecía patética. Me gustaba pensar que yo era el tipo de persona que hacia lo que quería porque se le daba la gana y porque lo sentía de corazón, que actuaba de acuerdo a impulsos y a la adrenalina que podía sentir recorrerle las venas. Pero en el fondo había dejado de ser esa persona cuando los excesos  me habían pasado la cuenta. Ahora suponía que si era el tipo que se quedaba apoyado en la baranda de un muelle mirando al horizonte pensando en…pensando en absolutamente nada. La verdad es que tenía bastantes ideas recorriéndome la cabeza, la primera de ella, es que quería rentar un lugar por mí mismo, seguir los pasos de Adrianne  que tenía su propio apartamento, aunque en las reuniones era algo que no me habían aconsejado. A pesar de que estaba “limpio” hace muchos años, volvía a tener recaídas cada cierto tiempo, la última había sido cuando había aprobado mi título como médico y era algo que no podía darme el lujo de volver a hacer. Estaba empezando a tener una nueva vida, una mucho mejor de la que había tenido…no tenía por qué arruinarlo. Me solté los primeros botones de la camisa mientras sentía el viento soplar directamente en mi rostro, eleve la mirada hacia el cielo, viendo como era cada vez más gris, seguramente se iba a poner a llover pronto. Quizás era hora de volver a casa, llamar a Brandon e invitarlo a salir o algo. Apenas me giré para irme vi a una muchacha a unos metros de mí, una muchacha que yo conocía perfectamente bien. –Hola-Patéticamente aquello fue lo único que salió de mi boca. A pesar de que habían sido muchos años desde la última vez que le había visto, ella seguía igual que siempre. -¿Otra vez? Creo que no sigo siendo tan buen nadador-intenté bromear, aunque había sido la peor broma del mundo. No se bromeaba con aquel tipo de cosas, así que mi sonrisa desapareció rápidamente de mi rostro al ver que eso era algo que no debería haber dicho.  
 
avatar
Adventureland

♦MENSAJES : 101
♦INSCRITO EL : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: NORTH

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.